Verano, 1978

Raffaella Carrácarrá

La década de los 80 fue una época de represión y dictaduras. Sin embargo, una mujer con sus contoneos, letras atrevidas y escotes logró hacerse famosa.

Juan Pensamiento la trajo a mi mente, mediante un comentario que publicó en Facebook. La mujer cabaret, la mujer sensual, la que siempre estaba rodeada de media docena de bailarines descamisados, peludos, con bigote y obviamente homosexuales, la mujer que se contoneaba, bailaba y gozaba de una energía y voz envidiables, me hizo dar cuenta de ciertas cosas.

Fue un ícono latinoamericano de los 80 y ganó la Gaviota de plata en el prestigioso Festival de Viña del Mar, cuyo público ha sido reconocido por ejercer bullying en contra de los artistas que se presentan en la Quinta Vergara. Manejaba al público con el dedo meñique, me dijo alguien en Chile. Compositora, actriz y presentadora de TV, representó la fantasía sexual de muchos hombres durante los 80, década en la cual las mujeres habíamos avanzado aún menos en la lucha por nuestras reivindicaciones y ella era la representación del objeto sexual encarnado.

Pero esta rubia italiana, “sexapilosa” que, quizá sin saberlo, desafió al establishment con su sola presencia y sus movimientos  que rozaban entre lo sensual y lo sexual, que cantaba canciones con letras transgresoras para la época, fue censurada por el régimen pinochetista de doble moral.

Aquello no debió extrañarle demasiado, pues Carrà venía de la pacata España que recién despertaba tras la muerte de Franco, cuyo puritanismo y catolicismo fanático llegó a ser famoso, al igual que el brazo momificado de Santa Teresa de Jesús que, durante más de 40 años, conservó “el Generalísimo” en su mesa de noche. “La hora de Raffaella Carrà” llegó a ser un fenómeno de audiencia en la mojigata y asexuada España, que seguramente la vio como una forma para aliviar sus instintos dormidos.

La letra de su famosa canción que hoy día, de vez en cuando, aparece en alguna radio que pone música del recuerdo, fue modificada para poder ser transmitida en Chile, gobernada en aquellos años por otro ultraconservador católico, Augusto Pinochet. De: “para hacer bien el amor hay que venir al Sur, lo importante es que lo hagas con quien quieras tú. Sin amantes, ¿quién se puede conformar? Sin amantes, esta vida es infernal”, la canción fue transformada a: “para enamorarse bien hay que venir al Sur, lo importante es que vayas cuando quieras tú, sin amores, ¿quién se puede consolar?”, perdiendo así su obvia picardía que, según me dijeron, hace referencia al sexo oral.

En fin. Eso es lo que hace la censura moral: le quita la gracia a la vida e invierte los valores. Eso es lo que hacen los regímenes que no toleran, no se toleran, porque intentan transformar la realidad para hacerla más digerible, manejable y ajustada a sus creencias mojigatas.

Lo cierto es que el sexo, es aún hoy, una de las áreas donde no les ha sido posible a los regímenes entrar a regular totalmente. El sexo, se dice, es la única revolución posible. El sexo entendido como postura ante la cultura o, más bien, la ruptura de esta. Por eso hoy día, temas como la homosexualidad, la transexualidad, el sexo por placer, las prácticas distintas, etc., son todavía temas por los que las iglesias y los conservadores se preocupan.

Con el tiempo, como siempre ocurre, Raffaella Carrà perdió vigencia. Llegó incluso a murmurarse que la mujer que tantas pasiones había despertado, era realmente un hombre travestido. Haya sido lo que haya sido “la Carrà”, los que vivimos su esplendor, nunca dejamos de esbozar una sonrisa al escuchar las primeras notas de alguno de sus éxitos que, casi invariablemente, hablan de calentura y deseo.

Fuente:

http://www.contrapoder.com.gt/es/edicion44/opinion/1116/Raffaella-Carr%C3%A0-sexo-y-censura-en-los-a%C3%B1os-80.htm

Vídeo:

Letra: Raffaella Carrá – Hay que venir al sur

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s