Verano, 1968

Peret

Peret (Pere Pubill Calaf) nació en Mataró (Barcelona) el 26 de marzo de 1935. Su padre se ganaba la vida como vendedor ambulante de telas y Peret de pequeño le acompañaba en sus desplazamientos comerciales por Cataluña y Baleares, por lo que fue poco a la escuela. Parece ser que aprendió a leer de forma autodidacta fijándose en los carteles publicitarios.

Aficionado desde niño a la guitarra y al cante gitano, a los doce años formó un dúo con una prima suya. Se llamaban Los Hermanos Montenegro. Debutaron en el teatro Tívoli de Barcelona, en un festival infantil.

En 1947, de manera casual, grabó un disco que pasó desapercibido por el mercado, así que sobrevivía como vendedor ambulante. Incluso viajó a Argentina, pero no para cantar, sino para negociar con sábanas. Ocasionalmente actuaba en locales de la costa catalana. Poco a poco, su nombre se fue conociendo en Barcelona. Así, grabó un par de discos que sonaron bastante en las emisoras de la zona. Al poco se casó con Fuensanta, Santa, una gitana de la familia a la que años más tarde dedicaría una de sus más populares canciones: “Mi Santa”.

A mediados de los 60 dio el salto a Madrid, cuando fue contratado por El Duende, un tablao flamenco perteneciente a Pastora Imperio y Gitanillo de Triana, y ahí se inició su escalada. Algunas de sus interpretaciones, como “El muerto vivo” del colombiano Guillermo González Arenas, empezaron a tener mucho éxito entre gentes de diversa extracción social. Y en este momento ocurrió un fenómeno muy significativo que Manuel Román describió así en su libro Memoria de la copla: “En las discotecas de moda, donde se programa música anglosajona y de los conjuntos españoles de la época, como Los Bravos y otros del género pop, hay de pronto un cambio brusco, pasada la medianoche, que el pinchadiscos de turno aprovecha para que suenen las rumbas de Peret”.

En 1967 grabó “Una lágrima”, versión rumbera de un vals del maestro Monreal, que tuvo un éxito fulgurante, convirtiéndose en una de las canciones del verano de 1968. En esta época la música de Peret —potente y vertiginosa, con influencias del mambo y del rock and roll— sonaba constantemente en emisoras de radio, máquinas de discos, tabernas, casinos, discotecas, guateques, fiestas mayores…

Seguir leyendo:

http://www.calarumba.com/peret.html

Vídeo:

Letra: Peret – Una lágrima cayó en la arena

ESTRIBILLO:
Y una lágrima cayó en la arena
Ay, en la arena cayó tu lágrima
Y una lágrima cayó en la arena
La que quisiera, quisiera encontrar
Y una lágrima cayó en la arena
Ay, en la arena cayó tu lágrima
Y una lágrima cayó en la arena
La que quisiera, quisiera encontrar

Me pedistes un beso
Tú me pedistes un beso
En la orilla del mar
Y como no te lo daba
Y como no te lo daba
Te pusiste a llorar
Ay, una lágrima tuya
Una lágrimita tuya
En la arena cayó
Y una ola atrevida
Ay una olita atrevida
Hacia el mar la llevó

(ESTRIBILLO)

Ay, si yo la pudiera
Ay, si yo la pudiera
Yo la pudiera encontrar
Yo la pondría en tus labios
Yo la pondría en tus labios
Para poderte besar

(ESTRIBILLO)

Y una lágrima cayó en la arena
Ay, en la arena cayó tu lágrima
Y una lágrima cayó en la arena
La que quisiera, quisiera encontrar
Y una lágrima cayó en la arena
Ay, en la arena cayó tu lágrima
Y una lágrima cayó en la arena
En la arena, en la arena
En la arena, en la arena
La que quisiera, quisiera encontrar

Fuente:

http://www.im-digital.biz/letras.asp?Id=8572

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s