Publicidad engañosa en las academias de idiomas?

Ilustración de Quino

Fraude en las academias de idiomas

Hace tres años había en España      alrededor de 3.000 academias de idiomas privadas, según cálculos de la Federación Española de Centros de Enseñanza de Idiomas (FECEI). Hoy hay unas 4.000, un 33% más. Asociaciones del propio sector y organizaciones de consumidores alertan de que existe una burbuja lingüística, impulsada por desempleados y universitarios que necesitan acreditar su nivel lingüístico por el plan Bolonia, que ha propiciado la aparición de escuelas “pirata” que recurren a prácticas comerciales engañosas para captar alumnos. “En muchos casos se trata de escuelas pequeñas de nueva creación con precios muy competitivos pero muy baja calidad. Hacen promesas imposibles de cumplir e incluso usurpan el nombre y la imagen de instituciones acreditadas como Cambridge y Trinity”, explica Juan Moreno, presidente de la Unión de Consumidores de Andalucía, que ha lanzado una campaña junto con la Asociación de Centros de Enseñanza de Idiomas de Andalucía (ACEIA) para advertir de estos fraudes.

Un ejemplo lo ofrece Barry Lynam, responsable para España de Trinity College London, entidad acreditada para certificar niveles de inglés universitarios. “Tenemos un caso abierto de un centro de próxima apertura en Torrejón de la Calzada (Madrid), Abbey Road, que utiliza nuestro nombre engañosamente. En su fachada tiene un cartel en el que se lee ‘Exámenes internacionales Cambridge & Trinity’, cuando eso es imposible porque nosotros nunca damos licencia a ninguna academia que lleve menos de un año funcionando para asegurarnos de que es seria. Y esta ni siquiera ha abierto”, explica Lynam.

(…)

Otras prácticas engañosas que proliferan son aún más sutiles y también difíciles de demostrar. “Si te prometen que vas a alcanzar el nivel B1 con 100 horas y luego no lo consigues, siempre pueden alegar que no te has esforzado lo suficiente. Pero la realidad es que ninguna academia seria puede prometer ese nivel con menos de 200 horas. Tampoco hay que fiarse de las que prometen flexibilidad absoluta, no es posible aprender sin un plan disciplinado”, advierte Richard Johnson, vicepresidente de FECEI. Esto explica por qué esta situación no se refleja en un aumento disparado de denuncias ante Consumo, aunque hay un dato que constata el problema: según los datos que recopila anualmente el Consejo de Consumidores y Usuarios, órgano consultivo que representa a las principales asociaciones de consumidores del país, el número de quejas y reclamaciones recogidas por estas organizaciones en el sector de la enseñanza privada (que agrupa academias de idiomas y otros centros de formación) subió de 2.987 en 2007 a  8.590 en 2012.

Sigue:

http://sociedad.elpais.com/sociedad/2014/06/12/actualidad/1402593582_732592.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s